Florecer

Cómo describo la inmensidad de llevar dentro de mi una hermosa criatura, mía y de la persona que amo. Verla a través de una pantalla, recorrer su silueta, resbalarme de emoción por su nariz y su pequeña boca, perderme en ese instante infinito en el que abrió sus manitas y las volvió a cerrar, o cuando en una sacudida ella me sacudió a mi, levantó como polvo de estrellas toda mi alegría ante su enérgico existir. Y en ese momento sólo puedo sonríe, dejar que mis ojos lloren brillo puro, y apretarle fuerte la mano a mi amor, y así decirle: -mira! ¡Es nuestra bebita que ya viene!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s