VESTIDOS VACIOS


 

Miradas vacías

cuerpos aislados

resignación tendida

sobre un maniquí palpitante.

 

Miradas en pozos sin fondo

hombros caídos

en dirección a la indiferencia.

 

Un cuerpo que descansa

de la tensión pública

y  luego… el alma que descansa 

de ese mismo cuerpo.